Últimamente estoy viendo muchos resultados con mi tratamiento para el acné, realmente la isotetrinoína me ha ayudado muchísimo con la apariencia de mi rostro.

Cómo puedes ver en las imágenes, mi piel ya está muy lisita, aunque todavía me faltan algunos meses para terminar mi tratamiento, pienso que voy por muy buen camino.

Estas fotos me las acabo de tomar llegando del trabajo, en las mañanas sólo me aplico una BB Cream de Clinique con protector solar, polvo para sellar y rubor, nada más, ya con esto, no me aplico ningún retoque del maquillaje.

Mis granitos aún no han desaparecido del todo, pero si es un gran avance si me comparo con hace unos 3 o 4 meses atrás.

El mi última cita con la dermatóloga me comentó que tendría que tomarme 11 cajas, 4 más de las que inicialmente me había dicho. A veces es un poco desesperante este tratamiento, ya que aparte de lidiar con la extrema resequedad, si me he estado sintiendo un poco más cansada y a veces me duele la espalda.

Algo con lo que he batallado demasiado es con la piel de las manos y de los brazos. Me volvieron a salir como unos granitos rojos y también excesiva resequedad, como dermatitis.

La piel de los labios creo que me ha mejorado un poco, al menos tolero mucho mejor la resequedad, aunque a veces me arde la parte exterior de los labios al aplicarme un humectante labial.

Si considero que vale la pena todo este proceso, a veces te desesperas por todos los efectos adversos que trae el tomar este medicamento, pero créeme, es algo que olvidas fácilmente cuando te miras al espejo y ves tu rostro cada día mejor.